young woman stretching outdoor

Por: Samantha Clayton

Poner un gimnasio en casa puede ser caro, pero hay muchas otras opciones para hacer entrenamiento de fortalecimiento muscular por ti mismo.

Si miramos en los libros de historia, las competencias de fuerza y desarrollo muscular ya existían mucho tiempo antes de que se inventaran los aparatos comerciales para hacer ejercicio y los gimnasios caros. Los hombres y las mujeres fuertes y en forma solían usar troncos, piedras, contenedores de agua y herramientas de agricultura para poner a prueba y mejorar sus habilidades físicas. Simplemente improvisaban con cosas que tuvieran a la mano. Si quieres evitar la sofisticación y costo de inscribirte a un gimnasio, pero quieres hacer ejercicios potentes que tonifiquen tus músculos; entonces, tú también puedes improvisar.

Estar en forma y activo debería ser divertido. La actividad que elijas debe motivarte para que progreses y sigas dedicándote a estar saludable. No tener acceso a un gimnasio o aparatos para hacer ejercicio no es excusa, porque puedes usar los juegos de niños de un parque, objetos que encuentres en tu cochera y muchos otros métodos caseros para un buen entrenamiento.

Los gimnasios de entrenamiento combinado y muchas clases basadas en entrenamiento militar vuelven a utilizar lo más básico para que todo el mundo, independientemente de su estatus económico, pueda divertirse entrenando en un ambiente familiar y conocido.

Aquí tienes algunas maneras de incorporar a tu rutina, de forma natural, el entrenamiento de fortalecimiento muscular en casa:

Usa contenedores de agua

Los contenedores de agua, grandes y pequeños, pueden usarse para hacer ejercicios tradicionales del gimnasio como: flexiones de bíceps, sentadillas, peso muerto y prensas de pecho. Si vives en un lugar donde hay sequía, no uses agua que luego vayas a tirar. Usa contenedores de agua potable y luego bébetela cuando acabes.

Compra cuerdas

Los gimnasios más sofisticados han comenzado a usar lo que ellos llaman «cuerdas de batalla» como parte de sus programas de entrenamiento básico. Sin embargo, no necesitas usar una cuerda específica para deportes para alcanzar los mismos beneficios del ejercicio con cuerdas. Una cuerda pesada bien atada a un poste puede brindarte horas de entrenamiento divertido. Agarra una cuerda con cada mano y da saltos de tijera. Eleva y golpea las cuerdas contra el piso y dale máxima exigencia a tu torso y abdomen. Asegura una cuerda por la que puedas trepar para fortalecer el torso. Los saltos pequeños con la cuerda son fantásticos para sudar o ayudarte a incrementar tu rango de movimiento cuando te estiras. Las cuerdas son una de mis herramientas favoritas para entrenar.

Cortar madera

Cortar un tronco grande con un hacha es estupendo para tonificar tu torso y oblicuos; sin embargo, puede resultar muy peligroso para la mayoría de las personas.  Puedes usar una barra pesada en un lugar abierto e imitar el movimiento de cortar madera, así obtendrás los mismos beneficios de cortar un tronco, eliminando el peligro que conlleva.

Encuentra unas llantas

Las llantas de carros y camiones son muy difíciles de desechar y se han convertido en un perjuicio para el medio ambiente; pero las llantas usadas pueden ser una herramienta maravillosa para entrenar, especialmente si tienes mucho espacio en el exterior para usarlas.  Puedes voltear enormes llantas de tractor para ganar fuerza en tus piernas, torso y abdomen. Arrastra las llantas usando una cuerda para trabajar los músculos de la parte posterior, glúteos e isquiotibiales.  Úsalas también para ejercicios de estabilidad como lagartijas y steps o crea una pista de obstáculos usando llantas más pequeñas para ejercicios de cardio y agilidad. Hay muchas maneras de usar llantas para ponerte fuerte y en forma; normalmente, puedes conseguirlas gratis en concesionarios de autos usados.

Dado que yo también fui deportista; considero que, si tienes una serie de objetivos específicos en mente, es esencial seguir un programa de entrenamiento equilibrado y bien estructurado. No obstante, si tu objetivo es simplemente estar fuerte y en forma, puedes divertirte siendo creativo con ejercicios que se adecúen a ti.
Mover tu cuerpo, levantar, saltar y lanzar son movimientos bastante naturales del ser humano. Así que deja que tu entrenamiento sea natural y déjate llevar de vez en cuando.

Recuerda siempre ser prudente y llevar a cabo ejercicios naturales y que no te causen dolor.