women on beach on holiday frame on their faces

Por: Laura Chacon-Garbato

Claro, de seguro esperas con ansias las fiestas y reuniones familiares; pero después de las vacaciones a veces sientes que necesitas… ¡más vacaciones! Cuando comemos hasta por los ojos solo nos importa disfrutar; pero en cuanto la fiesta termina y te miras la cintura y la piel, piensas: “¡Necesito unas vacaciones!”

De seguro también te desvelas y disfrutas sin medida de los caramelos y el alcohol; sin embargo, todo esto puede provocar que tu piel se vea opaca y cansada, por eso aquí te presentamos tres sencillos pasos para tener una piel saludable y resplandeciente.

Usa un limpiador

Lava tu rostro cada mañana y antes de dormir por la noche. Convierte la limpieza de tu rostro en una rutina, como lavarte los dientes. Evita usar jabones fuertes y elige limpiadores suaves, dermatológicamente probados y sin sulfatos. Busca el producto que mejor se adapte a tu tipo de piel. Si tu piel es seca, usa productos con ingredientes como aloe vera, que te ayudará a suavizar y humectar tu piel. Si tu piel es grasa, busca ingredientes como el aceite de naranja o cítricos, los cuales dejan la piel fresca y revitalizada. Además, recuerda usar agua tibia para retirar los productos de la piel o para prepararlos antes de la aplicación, ya que el agua caliente podría irritar tu piel.

Hidrata tu piel

Sabes lo importante que es el agua para el buen funcionamiento del cuerpo, pero ¿sabías que también es vital para la piel? Un piel hidratada se ve hermosa y radiante. Usar una crema humectante de día es esencial para nutrir y conservar la humectación de tu piel. Busca productos con beneficios adicionales como vitaminas A, C y E, que son antioxidantes que previenen el daño celular causado por radicales libres. Para facilitar las cosas, usa un humectante de día con bloqueador solar de amplio espectro. El sol emite rayos ultravioleta (UV) dañinos todo el año, incluso los días menos soleados. Los rayos UV no solo pueden quemar la piel, sino que también contribuyen al envejecimiento, la aparición de manchas y aumentan el riesgo de cáncer de piel.

Exfóliate

Exfoliar el rostro puede ayudar a que la piel se vea más suave y radiante en unos cuantos minutos. Es importante exfoliar al menos una vez por semana para eliminar células muertas de la superficie de la piel. De joven, tu cuerpo automáticamente renueva la piel aproximadamente cada dos semanas, pero a mayor edad este proceso se altera y se vuelve más lento. La exfoliación ayuda a lucir una piel con un aspecto más saludable, así como a eliminar la barrera que evita que los productos de cuidado de la piel penetren a las capas inferiores, ¡de ese modo aprovecharás al máximo sus beneficios!  Busca productos con semillas de arándano azul, toronja, granada o granos de jojoba. Estos ingredientes te pueden ayudar a tener una piel suave y lisa.

El año nuevo es la época perfecta para comenzar con una rutina de cuidado de la piel, y lo mejor es que solo toma unos minutos. Recuerda: la piel es delicada y necesita de un buen cuidado. Busca ingredientes de calidad que ofrezcan los mejores resultados.